Burla de Moreno Bonilla a la provincia de Jaén

Férriz: “La prueba más evidente del engaño bestial del Gobierno Andaluz a nuestra provincia es el Hospital de Cazorla”

La portavoz socialista, que ha visitado el centro sanitario cazorleño junto al alcalde de la localidad, el socialista Antonio José Rodríguez, lamenta que “no hay intervenciones quirúrgicas, no hay hospitalizaciones y no hay servicio de urgencias”. “Es insólito e inaceptable”

Visita a las instalaciones hospitalarias de Cazorla.

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ángeles Férriz, ha enfatizado hoy que “la prueba más evidente del engaño bestial del Gobierno Andaluz a nuestra provincia es el Hospital de Cazorla”. Lo ha hecho en la visita a este centro sanitario, con la compañía del alcalde de la localidad, el socialista Antonio José Rodríguez.

Férriz relata que el presidente de la Junta de Andalucía, Moreno Bonilla, inauguró en enero de 2020 el Hospital de Cazorla, una demora intencionada, ya que “tardaron un año en inaugurarla porque querían que pareciera que lo habían hecho ellos”. Además, ha insistido en que “aquí dijo que a finales del año 2020 iba a estar funcionando al 100%. Y no solo no es así, sino que hemos pasado una pandemia y tenemos una gran cantidad de problemas sanitarios en toda Andalucía. Esto es inexplicable. Sobre todo, cuando encima presume de tener una cantidad ingente de dinero”.

No hay intervenciones quirúrgicas, no hay hospitalizaciones, no hay urgencias. Faltan sanitarios y se despiden a 8.000 el 1 de noviembre. Es insólito, increíble e inaceptable”. Para Férriz se trata de “una burla a la provincia de Jaén” de Moreno Bonilla, que se suma a los planes anunciados y no ejecutados: Jaén mejor comunicada, Jaén avanza, el plan de reindustrialización, el plan de reacción inmediata para Linares y un plan anónimo que anunció en Úbeda con 800 millones de euros. “Ni un plan, ni un euro. ¿Cómo se puede presumir del mayor presupuesto de la historia de la Junta de Andalucía y no tener ni un euro para dedicarle a esta provincia?”

Ángeles Férriz se ha preguntado si esa inversión acabará en las manos de las compañías de seguros médicos, al alza en Andalucía, donde ya una de cada tres personas tiene un seguro privado. “Moreno Bonilla sigue la hoja de ruta del PP, premeditada y pensada desde que pisaron San Telmo, que deteriora la sanidad pública para que algunos hagan negocio” con la salud de todos, ha añadido la portavoz socialista.

“Cuando uno no encuentra una respuesta inmediata a la enfermedad, el que puede pagárselo se va a la privada, donde no hay problema para que te atienden presencialmente”. “Además, es grave lo que está haciendo la Junta llamando a los pacientes para ofrecerles una clínica privada si quieren operarse pronto y, si el paciente quiere un hospital público, decirles que entonces esperarán años”.

Férriz ha contrastado la acción del Gobierno de España, que “sube las pensiones, el SMI, las becas, crea un bono alquiler para la juventud, da a Andalucía un plan especial de empleo de 50 millones de euros y sube las partidas para sanidad, para dependencia y para educación”, con la del gobierno andaluz “que presume de una cantidad de millones ingente, que vienen del Gobierno de España y de Europa, y no garantiza la presencialidad en la Atención Primaria, despide a 8.000 sanitarios, no acaba hospitales como el de Cazorla, despide a docentes y aumenta las listas de espera sanitarias y de dependencia”.

Para Ángeles Férriz, Moreno Bonilla practica el “modelo sálvese quien pueda, el que pueda pagárselo” para salir de la crisis sanitaria y económica de la pandemia, frente a los socialistas que “no dejamos a nadie atrás”. “Es inexplicable e inaceptable que teniendo tantísimo dinero el gobierno andaluz la sanidad pública funcione tan mal”, ha apostillado la portavoz socialista.

Por su parte, Antonio José Rodríguez, asegura que “los vecinos y vecinas de Cazorla no entienden que a estas alturas y teniendo en cuenta el despido a los sanitarios, en este Hospital solo tengamos consultas y no haya intervenciones, ni hospitalizaciones, ni servicio de urgencias”.

El alcalde cazorleño explica que en los municipios de entorno rurales como el de Cazorla se pierden 200 puestos de trabajo “con todo lo que conlleva”. Por tanto, “se está perdiendo población”. “No tiene sentido que los vecinos y vecinas de Cazorla tengan que estar siendo derivados a centros privados habiendo un centro hospitalario a las puertas de su casa”.

Compartir