Pedro Sánchez apuesta por la sanidad pública mientras Moreno Bonilla regala 100 millones de euros a los ricos

El Gobierno de España destina 172 millones de euros a reforzar la Atención Primaria

El coordinador del Grupo Parlamentario Socialista, Jose Latorre, valora la inversión de 172 millones de euros que el Gobierno de España aprobó ayer para potenciar la sanidad pública en todas las comunidades autónomas. “Éste es el Gobierno de la gente, un Gobierno que impulsa 172 millones de euros para reforzar la atención primaria y mejorar los centros de salud, frente a una Junta de Andalucía que anda por el camino de desmantelarlos”, advierte.

víctor torres - parlamento

Jose Latorre

Latorre compara las prioridades del Gobierno de Pedro Sánchez con las de Moreno Bonilla, puesto que el primero está desplegando una batería de medidas sin precedentes en la historia democrática para proteger a las familias y reforzar los servicios públicos, mientras que el segundo “acaba de eliminar un impuesto que se cobra únicamente a los ricos, regalándole 100 millones de euros a una minoría privilegiada y dejando de ingresar esa cantidad en las arcas públicas de Andalucía”.

Con ese dinero podrían contratarse 500 médicos y pediatras, 1.000 enfermeros y 1.000 celadores. Pero es que podría construirse una treintena de centros de salud. En cambio, Moreno Bonilla renuncia a ese dinero y pasa a engordar las cuentas corrientes de 20.000 andaluces ricos”, lamenta.

El senador señala que mientras Moreno Bonilla regala 100 millones de euros a los que más tienen, el Gobierno de Pedro Sánchez “pone 172 millones de euros encima de la mesa para comprar equipos diagnósticos en la atención primaria, agilizar los procesos administrativos en los centros de salud, reforzar la atención a los enfermos crónicos y desarrollar estrategias contra el cáncer”. “Ahí se ve perfectamente a qué se dedica cada Gobierno”, subraya.

En este sentido, recuerda que el Gobierno de Pedro Sánchez ha subido las pensiones conforme a IPC, ha incrementado las becas, ha aumentado el salario mínimo hasta los 1.000 euros, ha impulsado una reforma laboral que ha disparado la contratación indefinida y ha aprobado medidas como la bonificación del combustible, la rebaja del IVA de la luz y del gas, los impuestos a los bancos y las eléctricas, las bonificaciones en los trenes y autobuses o el complemento de 400 euros a los estudiantes con beca.

“A buena parte de estas medidas el PP se ha opuesto y las ha rechazado con su voto, porque está claro que Feijóo y Moreno Bonilla están aquí para defender a los ricos, a las grandes fortunas, a los bancos y a las eléctricas. Lo último que les importan son las familias y las clases medias trabajadoras”, sentencia.

  Cortes de sonido

  Comparte en redes sociales

Compartir