Golpe de la Junta a las universidades

La Junta contempla un nuevo recorte anual del 5% a la financiación universitaria

López denuncia este “nuevo varapalo” y se pregunta si la Universidad de Jaén “está dispuesta a aceptar este golpe de la Junta, que puede poner en riesgo la estabilidad de la plantilla y la bonificación de las matrículas”

Felipe López

El PSOE denuncia que la Junta de Andalucía contempla la posibilidad de aplicar anualmente un nuevo recorte del 5% a la financiación de las Universidades andaluzas, en lo que supone “otro varapalo” que indudablemente “puede acabar poniendo en riesgo la estabilidad de la plantilla y la bonificación de las matrículas”.

El parlamentario Felipe López se pregunta si las universidades andaluzas, entre ellas la de Jaén, “están dispuestas a aceptar este nuevo golpe” de la Junta de Andalucía. “Desde luego, el PSOE de Jaén no puede apoyar un nuevo modelo de financiación que más bien parece un plan para debilitar a nuestras universidades”, sentencia.

En concreto, la Junta ha establecido una ‘cláusula de salvaguarda’ que “por primera vez en la historia abre la puerta a reducir un 5% la financiación de una universidad año tras año sin que concurra ninguna circunstancia excepcional”. “Es inaceptable”, resume López.

El parlamentario socialista afirma que la Junta de Andalucía “no ha parado de recortar” en materia de Universidades desde que las derechas accedieron al gobierno andaluz hace 2 años y medio. Recuerda que se han perdido casi 100 millones de euros en el presupuesto de financiación para infraestructuras universitarias, y eso “con la excusa de un presunto plan de infraestructuras que en realidad las propias universidades están pagando con sus ahorros”.

A esto hay que sumar los 135 millones de euros recortados en 2020 de la financiación básica operativa, lo que suponía un recorte de casi el 10% del total. “Y ahora vienen con la intención de apuntillar la financiación universitaria añadiendo un 5% de recorte anual”, apostilla.

López argumenta que el planteamiento de la Junta “no se corresponde con un modelo de financiación propiamente dicho, sino que más bien se trata de un simple reparto, sin el obligado horizonte plurianual y sin garantizar la cobertura suficientes de las necesidades presentes y futuras de las universidades, que es algo que han denunciado los propios rectores hace apenas unas semanas”. Ese reparto queda además condicionado a una serie de indicadores que “aún siguen sin definir” y encima deja las cantidades globales a expensas de la aprobación de los presupuestos de la Junta, por lo que crece “la inseguridad y la incertidumbre”.

El parlamentario señala que la Junta de derechas heredó un sistema universitario público “sólidamente implantado, con un prestigio creciente que se puede comprobar por su presencia en los rankings internacionales, con calidad en la investigación, con una situación de estabilidad institucional, académica y económica, con unas plantillas de profesorado y PAS que tenían certidumbre, centrado en las necesidades de los estudiantes y pionero en la bonificación de matrículas”. “En 2 años y medio, PP y C’s ya han enseñado su cartas y vemos con claridad sus intenciones de echar el edificio abajo”, alerta.

  Cortes de sonido

  Comparte en redes sociales

Compartir