En Comisión de Educación

El PSOE reclama a la Junta que adopte medidas para garantizar extraescolares y servicios complementarios en los colegios

Jacinto Viedma alerta de la “dramática” situación de las empresas que prestan estos servicios, con un descenso de usuarios y facturación que alcanza en algunos casos hasta el 90%

El parlamentario socialista Jacinto Viedma reclamó hoy a la Junta de Andalucía que adopte medidas para poder sostener los servicios complementarios (actividades extraescolares, comedores y aula matinal) en los centros educativos tras la crisis provocada por la pandemia.

En la Comisión de Educación, Viedma denunció que la realidad es “dramática” para las empresas que prestan estos servicios, ya que las actividades extraescolares “han bajado entre un 80 y un 90%” el número de usuarios y, en consecuencia, el empleo y la facturación respecto al año anterior. “Ha sido un tsunami en toda Andalucía que ha arrasado con más de 7.000 empleos directos y unas pérdidas de más 10 millones de euros”, resumió.

El parlamentario pidió al consejero de Educación que atienda a las empresas del sector y acceda a convocar una Mesa de Diálogo que articule un paquete de medidas “para garantizar a las familias la prestación de estos servicios y para permitir a las empresas y trabajadores continuar con una actividad que genera más de 20.000 empleos en la comunidad autónoma”.

Viedma apuntó asimismo que los comedores escolares han sufrido un bajada media del 24% en el número de usuarios, por lo que pidió a la Junta que “también estudie la adopción de medidas” para paliar esta difícil situación y “garantizar así la prestación de un servicio que es absolutamente fundamental para la conciliación de la vida laboral y familiar”.

El parlamentario instó a la Consejería de Educación a que “no se desentienda” de estos problemas tan serios, puesto que hablamos de empresas que están ejecutando los contratos “a pérdidas” y que de continuar así “les será imposible seguir prestando el servicio en semejantes condiciones”.

En este sentido, argumentó que son contratos “que obviamente no preveían sobrecostes, ni una caída de la demanda tan tremenda”, a lo que hay que sumar las nuevas exigencias derivadas de protocolos de seguridad e higiene, por lo que estas empresas “están desempeñando su actividad en unas condiciones económicas extremas”. “La Junta no puede seguir de perfil en este asunto. Tiene que ayudar a las empresas y tiene que garantizar a las familias la continuidad de los servicios”, apostilló.

  Cortes de sonido

  Comparte en redes sociales

Compartir