Actualidad

El PSOE impugna los nombramientos y las retribuciones del edil tránsfuga de La Guardia y fuerza un pleno extraordinario

Torres ve “indecente” que el concejal no adscrito fuera nombrado primer teniente de alcalde con varias áreas a su cargo y 35.000 euros anuales de sueldo en una decisión “nula de pleno derecho”. Este jueves el pleno del Ayuntamiento tendrá que decidir sobre esta anómala situación que rechaza la jurisprudencia del Tribunal Supremo

Juan Jesús Torres

El PSOE de La Guardia ha impugnado el nombramiento del concejal tránsfuga Manuel Carlos de Castro como primer teniente de alcalde, miembro de la Junta de Gobierno Local y concejal delegado, así como las retribuciones que percibe por estas designaciones, por considerarlos nulos y contrarios a Derecho.

“Un concejal tránsfuga no puede ostentar cargos en la organización municipal y cobrar encima 35.000 euros por ello, que es lo que está ocurriendo en estos momentos con Manuel Carlos de Castro. Es verdaderamente indecente y una prueba más de que la moción de censura tenía intereses particulares y se pagaba con dinero público de todos y todas”, denuncia Juan Jesús Torres.

El portavoz socialista explica que hoy mismo el PSOE ha registrado en el Ayuntamiento un recurso extraordinario de revisión contra estas resoluciones de Alcaldía, un escrito donde se exige la nulidad y la revocación de estos actos administrativos. Además, el Ayuntamiento celebrará este jueves, a las 12.00 horas, un pleno extraordinario solicitado por el PSOE para abordar estos hechos y pedir igualmente que se anulen y revoquen estos nombramientos.

“El alcalde, Juan Morillo, trata con guante de seda al concejal tránsfuga que permitió aprobar la moción de censura, colocándolo como número 2 del Gobierno municipal, pagándole 35.000 euros y dándole la responsabilidad en las Delegaciones de Zonas Residenciales, Promoción Económica, Empresas, Activación de Empleo y Medio Ambiente. Nunca un tránsfuga vivió mejor que éste”, resume.

Torres señala que el recurso presentado por el PSOE sustenta sus argumentos en que los derechos económicos y políticos de los concejales no adscritos “no podrán ser superiores a los que hubiesen correspondido de haber permanecido en su grupo de procedencia”.

Se aporta además jurisprudencia del Tribunal Supremo, que con fecha 26 de octubre de 2020 dictó una sentencia en la que establecía que “como consecuencia o por razón de un supuesto de transfuguismo, sí impide que se asuman cargos o que perciban retribuciones que antes no ejercía o percibía e impliquen mejoras personales, políticas o económicas”.

Esta resolución viene expresamente recogida en el artículo 73 de la Ley de Bases de Régimen Local, “por lo que la privilegiada situación política y económica de Manuel Carlos de Castro no se sostiene por ningún sitio, salvo que Juan Morillo tenga un especial interés en desplegar un trato extraordinariamente favorable hacia este tránsfuga”.

El portavoz socialista recuerda que Manuel Carlos de Castro fue revocado el 28 de mayo de 2020 de su cargo como teniente de alcalde y de sus funciones como concejal delegado, que dejó de pertenecer al Grupo Municipal de Ciudadanos y pasó a la situación de no adscrito y que a continuación la celebración de una moción de censura “le permitió mejorar sustancialmente su situación política y económica en el Consistorio, por cuanto Juan Morillo le nombró primer teniente de alcalde y concejal delegado de varias áreas, con una dedicación exclusiva que le supone una retribución de 35.000 euros anuales”.

“De la operación puesta en marcha por Juan Morillo para volver a la Alcaldía, se deduce que el transfuguismo conlleva importantes beneficios para quien lo practica. Y esto es algo que debería abochornar al equipo de Gobierno y que desde luego vuelve a manchar el buen nombre del Ayuntamiento de La Guardia”, lamenta.

  Cortes de sonido

  Comparte en redes sociales

Compartir