Sin comedores escolares en 40 colegios

El PSOE denuncia “el mayor ataque de la historia” contra la educación pública y exige la dimisión de Imbroda

El PSOE de Jaén denunció hoy que la Junta de Andalucía ha emprendido “el mayor ataque de la historia democrática” contra la educación pública, criticó el recorte de 105 unidades de infantil y primaria en la provincia y exigió la dimisión del consejero de Educación, Javier Imbroda, tras quedar desierta la licitación de los 40 comedores escolares que están sin servicio desde el inicio de curso. Asimismo, anunció la puesta en marcha de una campaña informativa de denuncia de estos recortes y en defensa de la educación pública, que está seriamente amenazada por el Gobierno andaluz de las derechas.

El parlamentario Jacinto Viedma, miembro de la Comisión de Educación del Parlamento, manifestó que la llegada de PP y Ciudadanos a la Junta de Andalucía ha sido “la peor noticia posible” para la educación pública y advirtió que en estos 2 años “han lanzado un misil a la línea de flotación” del sistema público. Apuntó en este sentido que el año pasado ya eliminaron 51 unidades de infantil y primaria en la provincia, a las que se suman este curso otras 54 unidades suprimidas, “con especial saña en los colegios de Jaén capital, Linares, La Carolina, Úbeda, Alcalá la Real, Mengíbar o Alcaudete”.

Viedma admitió que es verdad que existe un factor demográfico que está afectando a algunos centros, pero que “no justifica la brutalidad de cargarse más de un centenar de unidades en 2 años”. Por ello, exigió a la Junta que no lo utilice “como excusa y coartada para debilitar a muchos colegios de la provincia” y recordó en este sentido que la Junta recorta la oferta de plazas en la educación pública al tiempo que la mantiene en el sector privado. En contexto, se refirió al decreto de escolarización que aprobó hace unos meses y que “perjudica gravemente a los centros públicos, generando un caldo de cultivo para que se produzca un trasvase en la demanda de los públicos hacia los privados”.

A su juicio, se trata de “una operación de desmantelamiento” de la educación pública donde “el deterioro de los servicios públicos cumple un papel protagonista” y puso como ejemplo la situación de los comedores escolares. “Si el comedor ya no funciona en un tercio de los colegios, la calidad de estos centros públicos se estará mermando”, alertó.

Así las cosas, en la crisis de los comedores de Jaén, el parlamentario consideró que la Junta “no tiene voluntad de arreglar el problema”. Avanzó que el fracaso de la licitación conocido ayer “lleva la resolución del problema como mínimo hasta febrero”, si es que se resuelve: “ya veremos si estamos sin comedor hasta final de curso”. Esta situación afecta a 2.000 familias, a 300 menores en riesgo de vulnerabilidad y a 159 trabajadores y trabajadoras que se han quedado sin empleo. Concluyó por ello que “la inoperancia de la Junta es clamorosa” y reclamó la dimisión del consejero de Educación, Javier Imbroda, acompañando al delegado territorial en Jaén, que debería haberlo hecho hace meses.

El parlamentario reprochó a la Junta de PP y Ciudadanos que “se está riendo de la provincia de Jaén, de los colegios y de las familias afectadas” y que su actuación está siendo “una completa vergüenza que no tiene perdón”. Reiteró que si la Junta hubiera querido, habría solucionado el problema, tanto este año como el anterior, y recordó que tanto la comunidad educativa como el PSOE se lo vienen diciendo desde hace tiempo: “O mejoran las condiciones del pliego de licitación o incorporan cocinas. No hay más. PP y Ciudadanos tienen que dejar de marear la perdiz y asumir su responsabilidad de una vez”, añadió.

Dentro de esta estrategia de deterioro también se ubica la situación del servicio de limpieza en los institutos de la provincia, que ya tuvo problemas el año pasado, el consejero aseguró en enero que los habían resuelto y hoy vuelven a estar otra vez al borde de una huelga. “Con una diferencia muy importante: hoy la limpieza es un servicio imprescindible por la situación de pandemia. Sin embargo, la Junta no ha hecho nada en estos meses. Sólo ponerse de perfil y dejar que pase el tiempo en vez de asegurarse de que la empresa cumple las condiciones y paga a las trabajadores”, censuró.

Asimismo, Viedma aludió al complicado inicio de curso escolar, donde los directores de colegios “echan en falta más información y coordinación” de la Junta, puesto que no hay reuniones periódicas para analizar los problemas, ni se les está informando con claridad de los cambios en los protocolos y, además, se están produciendo situaciones de sobresaturación en las Enfermerías de referencia, que tienen que atender a la vez a varios colegios de varios municipios distintos.

A esto hay que añadir que los propios colegios están asumiendo el gasto extra en material higiénico-sanitario. En este sentido, se han constatado “situaciones de inseguridad” que han tenido que cubrir los propios centros docentes, que “no saben cuánto material de protección les corresponde, ni en qué fechas les llega”, por lo que desconocen si el material les llega en su totalidad o si sufren carencias. Además, ha habido entregas de este material “con deterioros y roturas” sin que haya una persona o lugar de referencia al que dirigirse para trasladar las reclamaciones oportunas.

La Junta tampoco está cubriendo con diligencia las bajas de los docentes, incorporándolos con bastante retraso y colocando a los centros en una complicada situación para cumplir con los protocolos frente a la pandemia por la falta de profesores. Además, faltan monitores de educación especial y de lenguaje de signos en 40 centros de la provincia para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales.

Viedma indicó por todo ello que la situación es “muy preocupante” y anunció la puesta en marcha de una campaña informativa de denuncia de todos estos recortes emprendidos por PP y Ciudadanos. Igualmente, consideró que “es el momento de empezar a armar una defensa de nuestra educación pública” e hizo un llamamiento a toda la comunidad educativa “para construir ese frente común”. “Familias, AMPAS, docentes y sindicatos pueden contar con el PSOE para defender lo que tanto tiempo y trabajo costó levantar: una educación pública de calidad en igualdad de oportunidades”, sentenció.

  Cortes de sonido

  Comparte en redes sociales

  Más fotografías

Compartir