Moción en la Cámara Alta

El PSOE del Senado pide la puesta en marcha de una estrategia de fortalecimiento del turismo de interior

El senador por la provincia de Jaén, Manuel Fernández Palomino, asegura que las especiales dificultades que la pandemia de la COVID-19 ha supuesto para la actividad turística, paradójicamente, ha dado pie a “un escenario de oportunidad para ese otro turismo”, “más íntimo, personalizado y sostenible”. Con vistas al inicio de una temporada turística atípica, y conscientes de que existen lugares ideales en el interior de España para visitar, los socialistas abogan por la recuperación de la actividad turística, asentada en la puesta en valor de los recursos diferenciales de territorios que, en la actualidad, se encuentran también inmersos en el reto demográfico

 

Manuel Fernández

Con vistas al inicio de una temporada turística atípica y conscientes de que existen lugares ideales en el interior de España para visitar, el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una moción en la que insta al Gobierno a que a poner en marcha una estrategia de fortalecimiento del turismo de interior.

La iniciativa aboga por que dicha estrategia se realice desde la cooperación con sectores empresariales y administraciones públicas, que pase, lógicamente en un primer momento, por la recuperación de la actividad turística, y que se asiente en la puesta en valor de los recursos diferenciales de territorios que, en la actualidad, se encuentran también inmersos en el reto demográfico.

El senador por la provincia de Jaén Manuel Fernández Palomino, promotor de esta moción, destaca la importancia “inusitada en el escenario de la actividad turística de este país” que ha alcanzado el turismo de interior en los últimos años y asegura que se ha transformado en “una importante alternativa” de crecimiento en algunos territorios que atraviesan dificultades por el problema del despoblamiento.

Fernández Palomino señala que la nueva Estrategia de Turismo Sostenible de España 2030, prevé, como objetivo fundamental, sentar las bases de la transformación del turismo español hacia un modelo de crecimiento “sostenido y sostenible”, que permita a nuestro país “mantener su posición de liderazgo mundial”.

En este sentido, explica que el nuevo modelo estaría apoyado “en la mejora de la capacidad competitiva y rentabilidad de la industria, en los valores naturales y culturales diferenciales de los destinos, y en la distribución equitativa de los beneficios y las cargas del turismo” y subraya que, para ello, la estrategia plantea que “la potencia turística de España debe contribuir a crear una sociedad más próspera, inclusiva e igualitaria”. “El turismo, como motor económico y social, debe ser una palanca de desarrollo sostenible del territorio, que contribuya a frenar la despoblación del medio rural y su consecuente deterioro, a redistribuir la prosperidad y la riqueza, a la protección y promoción del patrimonio y del medio rural, y a la mejora de la calidad de vida ciudadana”, afirma.

La COVID-19,  “un escenario de oportunidad para ese otro turismo”

Para el senador del PSOE, las especiales dificultades que la pandemia de la COVID-19 ha supuesto para la actividad turística, paradójicamente, ha dado pie a “un escenario de oportunidad para ese otro turismo”, “más íntimo, personalizado y sostenible”, surgido “en la búsqueda de esas experiencias, ligadas tradicionalmente a segmentos de turismo rural, cultural, de naturaleza o gastronómico”. “Un turismo que, al menos a corto y medio plazo, parece que se desplazará más cerca de su entorno, buscando destinos seguros, nada masivos; un turismo más saludable más ecológico”, apostilla.

A su juicio, es “una oportunidad, sin duda, para un turismo que se caracteriza, además, por desarrollarse en un escenario de pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas de ámbito familiar, con escaso pulmón financiero, pero que están sosteniendo, en muchos casos, y reteniendo, un proceso general de despoblamiento que ha encontrado en el turismo de interior un ancla interesante con el que romper una dinámica de huida poblacional que otrora parecía imparable”.

Al hilo de ello, Fernández Palomino advierte de que existe “toda una apuesta en la que empresas y administraciones públicas intentan, con menos medios que otros segmentos turísticos masivos, mejorar continuamente la calidad de la oferta, profundizar en la profesionalización del sector, crear una oferta adaptada a las nuevas necesidades de la demanda, romper la estacionalidad o aumentar la estancia media del turista”. “Cuestiones”, explica, “que tal vez en esta dura coyuntura quedan en segundo plano ante la más perentoria, recuperar lo andado, y aprovechar las oportunidades que las difíciles circunstancias puedan ofrecer a pesar de todo”.

Tras todo lo expuesto, el senador socialista apunta que “prácticamente, están aún por construir todo el escenario de medidas de la recuperación de la actividad turística” y hace hincapié en que a los territorios más inmersos en el reto demográfico, “aquellos en los que la actividad turística puede resultar más frágil” les preocupa, especialmente, no solo el proceso de recuperación, “sino el que seamos capaces de aprovechar una oportunidad que puede ser singularmente interesante para el turismo de interior, más allá de lo duro y lo complicado de la crisis en que nos encontramos”.

  Cortes de sonido

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies