Actualidad

La Junta condena a la Sierra de Segura a no poder usar la Presa hasta 2023

Mercedes Gámez recuerda que la capacidad de riego se podrá ampliar en 2022, que es cuando se aprueba el nuevo plan hidrológico. “Mientras tanto, la Junta no puede cruzarse de brazos. Tiene que delimitar ya. ¿O es que su plan es esperarse al año 2022? Tendrá que ir a explicarlo a la comarca”, dice

Presa de Siles

La Junta de Andalucía condena a la Sierra de Segura a no poder utilizar la Presa de Siles hasta el año 2023. Esto se desprende de las declaraciones realizadas ayer por la delegada territorial de Agricultura, quien insiste en aferrarse a la capacidad de riego para no realizar la delimitación de las zonas regables.

“La capacidad de riego se podrá cambiar en 2022, cuando se apruebe el nuevo Plan Hidrológico Nacional. Mientras tanto, los regantes y los vecinos y vecinas de la Sierra tienen que poder utilizar la presa cuanto antes”, reclama Mercedes Gámez.

La parlamentaria socialista reprocha a la Junta que se “enroque” en la excusa de la capacidad de riego, que “por cierto, está establecida en 6 hectómetros cúbicos en el Plan Hidrológico Nacional aprobado por el PP”. “Es irónico que el PP fijara 6 hectómetros en el plan hidrológico aprobado en 2013, que hiciera oídos sordos a las reivindicaciones del PSOE, de los alcaldes y de la comarca para que se aumentara esa dotación y que ahora lo ponga como excusa para no hacer la delimitación de las zonas regables”, critica.

Gámez reitera que la ampliación de la dotación se podrá aprobar en 2022, pero que la Junta “no puede quedarse de brazos cruzados mientras tanto”. “La delegada le dijo ayer a la Sierra de Segura que los 3 próximos veranos no van a ver ni una gota de agua para el riego. Y eso es inaceptable. No podemos esperar hasta 2022. Tienen que delimitar ya”, advierte.

La parlamentaria socialista recuerda que la declaración de impacto ambiental de 2005, formulada con un Gobierno del PSOE, contemplaba 15 hectómetros cúbicos para riego. Recuerda asimismo que el PSOE y sus alcaldes estuvieron años exigiendo al Gobierno del PP que modificara los 6 hectómetros que estableció en el plan hidrológico de 2013 (con Gobierno de Rajoy).

Y reitera una vez más que la apuesta de un Gobierno socialista será alcanzar los 15 hectómetros cúbicos “cuando toque” y eso será en el año 2022, que es la fecha prevista para aprobar el nuevo plan. De hecho, en octubre de 2019 se aprobó una PNL en el Parlamento andaluz, presentada por el PSOE, en la que se defendía la ampliación a 15 hectómetros cúbicos, por lo que la posición de los socialistas “es clara y meridiana”.

“¿Cuál es el plan entonces de la Junta de Andalucía? ¿Esperar al año 2022 para que se apruebe el nuevo plan hidrológico? Si su plan es ése, tendrán que ir a dar a la cara a la Sierra de Segura y explicarles a los regantes que no van a tener agua de la presa hasta dentro de 3 años por dejación de funciones y por puro capricho político”, denuncia.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies