La Junta, en blanco y negro

La Junta excluye a los trabajadores sociales del dispositivo para la atención alimentaria de los más vulnerables y nos devuelve a las épocas de la caridad

Mercedes Gámez reprocha a la Junta que gestione la denominada ‘tarjeta monedero’ a través de entidades privadas ajenas a la administración pública, en un “antiguo ejercicio de beneficencia en blanco y negro”

Mercedes Gámez

La Junta de derechas ha excluido a los ayuntamientos y a los servicios sociales municipales de la iniciativa denominada ‘tarjeta monedero’ para la compra de alimentos a las familias más vulnerables, iniciativa que se gestionará a través de entidades privadas ajenas a la administración pública y que por lo tanto “nos devuelve a las épocas antiguas en blanco y negro de la caridad y la beneficencia”.

La parlamentaria socialista Mercedes Gámez denuncia “este nuevo ninguneo” de la Junta de Andalucía a la administración local y le exige que “rectifique cuanto antes, dialogue con las entidades locales y abra la participación a un colectivo fundamental como son los trabajadores sociales de los ayuntamientos”.

Gámez defiende que los servicios sociales comunitarios “han jugado en las últimas décadas un papel determinante en la prestación de servicios a los vecinos y vecinas de nuestras localidades” y subraya que su papel “está siendo aún más relevante en estas semanas de dificultad derivada de la pandemia del coronavirus”. “Los socialistas creemos en un sistema público de atención social, no en prácticas caritativas más propias de la beneficencia del siglo pasado”, agrega al respecto.

Así las cosas, considera que la Junta comete “un enorme desprecio” hacia ese sistema público al no destinar más recursos a reforzar las prestaciones de emergencia social que gestionan esos servicios municipales durante este periodo crítico. “Estos profesionales son los que indudablemente mejor pueden tramitar, gestionar y aplicar estas ayudas, sin perjuicio por supuesto de que siempre se pueda contar con la labor complementaria de organizaciones no gubernamentales que también realizan un trabajo admirable”, puntualiza.

La parlamentaria socialista ve “poco lógico” que los usuarios de estos servicios tengan acudir a diversas entidades privadas y exponer su situación personal y familiar a no profesionales para poder obtener esos productos de primera necesidad. “La prescripción de esos recursos públicos debería mantenerse en el ámbito de lo público y, por lo tanto, consideramos que debería estar en manos de los trabajadores sociales de nuestro sistema público”, sentencia.

Gámez lamenta la “manifiestamente mejorable” gestión que está realizando la Junta de Andalucía durante esta crisis del coronavirus y afirma que “muchos de sus errores podrían subsanarse con sentido común, voluntad política y espíritu de autocrítica, principios todos ellos que hasta el momento brillan por su ausencia en este Gobierno andaluz”.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies